domingo, 21 de marzo de 2010

LOCUACES PERTINACES


Locuaces persistentes, incordiantes
persecutores de un fin indignante
coñazos pertinaces y cargantes
aburrientes en fase subiente
emulaces de ranas corrientes
de croar incesante.....

escuchad el silencio durmiente
la brisa que acaricia la mente
el sopor que adormece las sienes

Y ¡callad! Callad de repente...

Y si no podeis, probablemente
no podais, si consecuentes
con vuestra condición parlante...

¡bajad el volumen!
convertidlo en un susurro insinuante
adornaos con figura de serpiente
con mensajes visuales permanentes
avisad a los incautos transeúntes
del coñazao de esta charla persistente.



Justo Berjano

No hay comentarios:

Publicar un comentario