viernes, 9 de agosto de 2013

MONASTERIO DE PIEDRA

  El Monasterio era una fortaleza de defensa de los musulmanes y en tiempos de la Reconquista (1194) Alfonso II de Aragón cedió el castillo y todas las tierras que lo rodeaban a la Orden del Cister.
Doce monjes y un Abad procedentes de la Abadía de Poblet, Tarragona, se trasladan a estas tierras aragonesas para consolidar la fe cristiana. La casa madre de Piedra, por tanto, es el Monasterio de Poblet.
Tardaron 23 años en construir el Monasterio (1195 – 1218). Es muy poco tiempo si nos fijamos las dimensiones que éste tiene. Hay que pensar que no hizo falta ir a buscar la piedra ni pulirla. Todo lo tomaron de la muralla y el castillo de los árabes. Junto con los monjes, Alfonso II llamó a personas de Cataluña, Navarra, Valencia.... ya convertidas al cristianismo para repoblar la zona y fueron éstos quiénes construyan el Monasterio dirigidos por los monjes.
La construcción del Monasterio se realiza en los años de transición del Románico al Gótico. Característica arquitectura de la Orden es la que aparece: Gótico Cisterciense, arquitectura sobria, austera, sencilla y luminosa.
La distribución del Monasterio es similar a la de otros monasterios Cistercienses: al norte, la iglesia, y su galería de claustro: la panda del mandatum; al oeste las bodegas y cilleros, la panda del trabajo; al sur la cocina, el refectorio y el calefactorio, con la panda del servicio; y al este la sala capitular, la panda del capítulo. Esta distribución construida aprovechaba al máximo la luz solar.
Los monjes vivieron en este monasterio casi 650 años desde 1195 a 1835. En estos 700 años tuvieron que abandonar el Monasterio en tres ocasiones: la primera vez que dejan el Monasterio es en 1808 con la Guerra de la Independencia. El Monasterio es ocupado por el ejército francés. La segunda es en 1820-1823 durante el trienio liberal y, definitivamente, en 1835 con la desamortización de Mendizábal.
Por lo tanto en el Monasterio no hay monjes desde 1835 con la Desamortización de Mendizábal. Mendizábal fue un valido de Isabel II (lo que hoy en día llamaríamos un Ministro de Hacienda). Expropió todas las tierras a las ordenes contemplativas y las vendió en subastas públicas. El Estado necesitaba dinero ya que se habían perdido las colonias en América y acababa de terminar la Primera Guerra Carlista en España.
En 1840 fue comprado en subasta pública por D. Pablo Muntadas Campeny y pasa a ser de propiedad privada.

Cascada.

Refectorio

Restos

Cascaditas

Cascada

Sedita

Parte barroca
Vista del claustro, desde el interior
¡Ve hacia la luz!

3 comentarios: