jueves, 25 de agosto de 2011

CASA VIEJA. INTERIORES




Nostalgia

Refugiado en el porche
junto al limonero,
sentado en el vetusto sillón de mimbre,
una ligera brisa
acaricia mis brazos
hilos de tenues fotones iluminan mi piel.

La cigüeña hace el gazpacho
sobre el nido en la espadaña,
decenas de gorriones tejen sus melodías,
mientras algún pájaro indefinido
destaca dando la nota.

El dominical, el cigarro,
el zumo de un limón...
no hay nada tan apacible
y sin embargo...

Anhelo la caricia de la arcilla
bajo mis manos,
entre mis yemas,
el rojo que tiñe mi piel
y se aloja entre mis uñas 
denunciando mi secreto.  

Escrito en Orellana la Vieja, un fin de semana que pasé lejos de mi gruta. 






 3 estancias 3

 Pasillo del doblao

 Para aceite

 Cuadra

 Estancia en el doblao

 Doblao

Puerta entre el frio y el calor

 Pajar

  Granero

1 comentario:

  1. Me encanta la casa y las fotos claro está! tienes unas fotos impresionantes y veo que te gusta fotografiar parajes antiguos, ami me fastinan...

    ResponderEliminar